Universofutbol.com
Tu portal de estadística y fútbol
Miércoles 29 de Marzo de 2017, Buenos Aires Argentina, Año XVII, Nº 6292




AjaxAPOEL FCArsenalAtlético MadridB. MönchengladbachBarcelonaBaselBayer LeverkusenBayern MünichBenficaBesiktasBorussia DortmundCelticClub BruggeCSKA MoskvaDinamo ZagrebDundalkDynamo KievHapoel Beer-Sheva FCJuventus
KøbenhavnLegia WarszawaLeicesterLudogoretsLyonManchester CityMonacoNapoliPortoPSGPSVReal MadridRomaRostovSalzburgSevillaSportingSteauaTottenhamViktoria Plzeň
VillarrealYoung Boys Berna

Liga de Campeones- Temporada 2016/2017
Liga de Campeones

Temporada 2016/2017


 

15/03/2017
Mónaco clasificó a cuartos de final tras vencer por 3-1 al Manchester City

Mónaco lo volteó de local. Esta frase se puede revisar durante varios momentos del partido para resumir lo que fue uno de los mejores encuentros (contando ida y vuelta) de las llaves de octavos de final de la Champions League. El conjunto francés eliminó al Manchester City al vencerlo por 3-1 de local, pero detrás de todo ello hay una historia. Antes del partido todo estaba en contra del cuadro dirigido por el portugués Leonardo Jardim. En la ida habían sido derrotados por 5-3 y cualquier persona puede pensar que esos tres goles de visita sirven de esperanza y más si dos de ellos habían sido marcados por Radamel Falcao. Una hora antes de la vuelta en Francia se confirmó que el Tigre no iba a aparecer ni en la banca de suplentes por una lesión. Las caras empalidecían en el Principado. La baja de un goleador como Falcao es muy sensible en un club que gracias a él (y a un buen funcionamiento) recuperó el respeto del nombre en toda Europa. Pero hay alguien a quien él opaca sin intención y esta vez apareció. Un joven parisino de 18 años se ha puesto el equipo al hombro en la presente temporada y este encuentro no fue la excepción. Kylian Mbappé anotó el gol de la esperanza apenas a los 8 minutos. Radamel fue enfocado a los 77', cuando Tiemoue Bakayoko marcó el 3-1 del triunfo con un soberbio cabezazo. No se puede decir que el Mónaco es un equipo con arcas reducidas y presupuestos limitados para apelar al espíritu luchador, pero enfrentar una remontada en pleno partido (Leroy Sané asustó a todos a los 70' con un inmerecido gol) es aplaudible. Un equipo francés le dio una lección a otro de siempre proponer, de no bajar los brazos aunque todo esté cuesta arriba.
15/03/2017
Atlético de Madrid clasificó a cuartos tras igualar 0-0 ante Bayer Leverkusen

El triunfo por 4-2 en la ida sobre suelo alemán frente a Bayer Leverkusen le había dado esa cuota de tranquilidad para que el Colchonero pudiera cumplir el trámite, este miércoles, y firmar su acceso a los cuartos de final de la Champions League. Kevin Volland avisó a los 4 minutos de juego con una buena jugada individual dentro del área, en la que dejó desairado al uruguayo José María Giménez, aunque su zurdazo viajo cruzado y desviado. Las chances escasearon en el transcurso de la primera parte y el encuentro se tornó aburrido. Hasta que a los 37', el Atleti generó la ocasión más clara con una combinación entre Antoine Griezmann y Ángel Correa: el argentino entró por el medio y su remate encontró una enorme reacción de Bernd Leno, quien se estiró y la sacó con un mano izquierda. Dos minutos más tarde, Koke disparó desde la derecha y otro esfuerzo del portero visitante evitó que el dueño de casa abriera el marcador. El complemento encontró un poco más de intensidad y fueron los del Cholo Simeone quienes amenazaron con quebrar el cero. Correa dejó a dos hombres en el camino dentro del área, pero su remate de zurda raso se marchó afuera. A los 11', Yannick Ferreira Carrasco habilitó al francés Griezmann, quien la picó por encima del arquero y vio cómo el balón se iba cerca del palo derecho. Jan Oblak fue el protagonista en la continuidad del juego, a partir de una triple chance del cuadro germano: un remate de Brandt que tapó el esloveno y otros dos disparos que agigantaron la figura del arquero del equipo local. El mexicano Javier Chicharito Hernández tuvo su oportunidad a los 24', aunque su tiro se fue alto. A los 33', Leon Bailey obligó a una estirada de Oblak tras un remate desde afuera del área y el posterior córner tuvo una nueva atajada del hombre de casaca Nº 13 ante Kevin Kampl. Un centro de Karim Bellarabi sobre los 90' encontró el cabezazo de Bailey, pero éste estuvo lejos de tener dirección hacia el arco. El Atleti hizo realidad su objetivo y avanzó a la instancia de los ocho mejores en el certamen continental por cuarta edición consecutiva.
14/03/2017
Leicester superó 2-0 a Sevilla y clasificó a cuartos de final

La hazaña de Leicester parece no haberse quedado en la sorprendente consagración en la Premier League pasada. Los Foxes se metieron en cuartos de final de la Champions League, entre los ocho mejores de Europa, al vencer de local a Sevilla por 2-0 y un global de 4-2. La resistencia del equipo de Jorge Sampaoli duró menos de media hora en el King Power Stadium. Al minuto 27, Wes Morgan tomó un centro pasado de Riyad Mahrez y, de manera poco ortodoxa, empujó el balón con su pierna derecha. Para el defensor, de 33 años, fue el primer gol de un jamaiquino en la historia de la Champions League. Ese 1-0 ya era suficiente para poner a Leicester en la siguiente instancia de la competencia. Pero fue por más. A los 54´, Marc Albrighton tomó uno de los tantos rebotes que dejaba Sevilla en la defensa, aunque esta vez dentro del área y con tiempo suficiente para definir. El mediocampista acomodó el balón a placer y logró sacar rematar un remate preciso por lo bajo. Sevilla no se quedó de brazos cruzados e intentó, pese a un flojo encuentro de Samir Nasri, habitual conductor de juego en los hispalenses. Kasper Schmeichel frenó la arremetida de Vitolo con los pies y provocó un penal que el propio arquero danés se encargó de detener, tras el débil remate de Steven N´Zonzi. Leicester celebró a lo grande la clasificación a cuartos de Champions ante un Sevilla que sólo se hizo fuerte en la serie hasta el segundo tanto convertido en el Sánchez Pizjuan, pero luego dejó en evidencia sus problemas en la última línea.
14/03/2017
Juventus venció 1-0 a Porto y clasificó a cuartos de final

Juventus lo hizo de nuevo. El cuadro italiano venció por 1-0 al Porto en la vuelta de los octavos de final de la Champions League con un gol de Paulo Dybala. La clasificación a los cuartos de final llegó también gracias al gran resultado por 2-0 obtenido en la ida. El trámite fue favorable en todo momento para los dirigidos por Massimiliano Allegri, quien declaró en la previa del encuentro que su equipo no debía celebrar antes de tiempo estando en dicha fase del torneo. Y así fue, la 'Juve' afrontó el partido con responsabilidad y le bastó jugar sin gastar mucho combustible para eliminar al Porto. Iker Casillas igualó la cantidad de partidos en competencias europeas (173) a su compatriota Xavi Hernández. Por su parte, el conjunto portugués tuvo algunas opciones claras de gol durante el segundo tiempo, pero ninguna fue de consideración. La ventaja de goles que había sacado la 'Vieja Señora' en el estadio Do Dragao le permitió manejar las acciones con más calma y más aún con el gol de Paulo Dybala. El gran juego ofensivo de la Juventus lo lleva a ser uno de los favoritos para alzar el trofeo de la Champions League. La conexión de sus futbolistas al construir jugadas lo han llevado hasta la presente instancia.
08/03/2017
Un histórico Barcelona se metió en cuartos tras golear por 6-1 al PSG

Este miércoles 8 de marzo debe declararse el Día del Idiota. Es para todos aquellos bocones que dieron por muerto al Barcelona de Luis Enrique tras el 0-4 del juego de ida. Un gol de Sergi Roberto, en el minuto 95, desató la locura en el Camp Nou, donde el Barcelona protagonizó una remontada hasta ahora nunca vista en la historia de las competiciones continentales, ya que volteó el 4-0 de la ida con un 6-1 tras conseguir tres goles en los últimos siete minutos. Después de un gran partido, después de adelantarse por 3-0, un gol de Edinson Cavani en el 62 parecía acabar con las esperanzas de los azulgrana, que necesitaban otros tres goles más para meterse en cuartos de final. El Barça creyó cuando peor lo tenía. El PSG se había rehecho, pero entonces apareció el talento y la persistencia del equipo de Luis Enrique, un técnico que desde hace días anunciaba que su equipo tendría su momento en el partido, y no se equivocó. Con 3-1 en el minuto 88, la suerte parecía echada en favor de los parisinos. Pero entonces Neymar acertó en un perfecto tiro libre, y anotó el 4-1, en la siguiente acción Luis Suárez fue derribado en el área y el brasileño acertó desde el punto de penal, puso el 5-1, en el minuto 90. Cinco minutos de añadido dieron para mucho. El Barça se volcó, Gerard Piqué jugó de nueve y Ter Stegen fue a rematar un par de acciones. Cuando el tiempo se consumía, Neymar puso un balón en el área y Sergi Roberto la puntera para desatar el delirio en el Camp Nou, en el quinto minuto de decuento, al convertir el 6-1. El Barça remó y creyó en sus posibilidades desde el primer minuto. Tenía claro cómo y también el talento, pero la empresa era muy compleja, porque prácticamente era un imposible darle la vuelta al 4-0 de París y menos cuando Cavani marcó el 3-1 en el minuto 62. Preparada la escenografía, dispuesta una alineación muy ambiciosa, el Barcelona salió como un cohete. Dibujó Emery un planteamiento muy conservador, prácticamente con cinco medios y cuatro defensas, y cuando los parisinos quisieron darse cuenta ya perdían por 1-0 y solo se habían disputado tres minutos. Luis Enrique no había escondido sus intenciones desde hacía semanas y puso un 3-4-3. Tres centrales y poblar el mediocampo para tener superioridad, que aparecieran sus mejores hombres en ataque, anticipar las acciones en defensa y, sobre todo, tener paciencia. En la primera aproximación del Barça, Luis Suárez demostró su instinto goleador. En una acción embarullada en el área, Thiago Silva no pudo despejar y el uruguayo se adelantó a todos para abrir el marcador. El balón no le duraba nada a los franceses, que no podían combinar ni un pase. El Barça, sin desesperarse, buscaba espacios, pero no acababa de encontrarlos, tampoco aparecía Messi que, de media punta, se perdía entre la densa defensa del PSG. En la primera media hora, los de Luis Enrique llegaron con jugadas de balón parado y en alguna acción individual. En su primera aproximación, el PSG reclamó un penalti de Mascherano, esa fue la única aportación en ataque de los de Emery en el primer tiempo. Aprendida la lección de la paciencia. El Barça se dejaba el alma en cada acción, sobre todo de su tripleta de centrales que hoy tenía que ser tan decisiva como el tridente en ataque. El guión estaba perfectamente dibujado, el PSG buscaba una contra para liquidar el partido, pero sus balas eran de fogueo. Al cuarto de hora, Messi, poco participativo hasta entonces, dispuso de una falta en la frontal que salió cerca de la cruceta de Trapp, y dos minutos más tarde, Neymar, que encaraba una y otra vez a Meunier, enganchó un tiro lejano que salió fuera por poco. Pese al dominio, pese a las rápidas recuperaciones en campo contrario, el Barça no acababa de tener oportunidades claras. El PSG lo fió todo a alguna acción de Cavani. Su centro del campo no ofreció más que brega y el Barça siguió a lo suyo, jugó con paciencia y con el reloj, como si tuviera todo el tiempo del mundo para firmar la remontada. Si el 1-0 llegó en una acción de nueve de Suárez, el 2-0 se produjo en una acción de fe de Andrés Iniesta. El capitán del Barça fue a buscar un balón en el área que había dejado pasar Suárez y tocó el balón con el talón para ponerlo dentro del área. Kurzawa, que pasaba por allí, despejó y se introdujo el balón en su valla a los 40 de juego Con la mitad del partido jugado, el Barça tenía la mitad del trabajo hecho, todo parecía perfectamente calculado, pero saltó por los aires a los cinco minutos del segundo tiempo, cuando los azulgranas marcaron el tercero de penalti. Fue en una acción de Iniesta sobre Neymar, resbaló Meunier y cayó el brasileño. El árbitro inicialmente no señaló nada, pero a instancias del juez de gol sí lo hizo. Messi no falló (3-0) y con 40 minutos por jugar, al Barça le faltaba un tanto para igualar la eliminatoria. Pero desde el inicio del segundo tiempo, algo había cambiado. Emery había visto que el camino para pasar la eliminatoria no era colgar a su equipo del travesaño de Trapp, puso en juego a Di Maria por Lucas, su equipo presionó más arriba. Encontró a Cavani y las ocasiones llegaron para los parisinos. El uruguayo, en una acción de Meunier, remató al palo en el primer aviso. En el segundo enmudeció el Camp Nou. En una acción de balón parado, Kurzawa puso el balón en el balcón del área pequeña y Cavani marcó el gol que le daba toda la tranquilidad a su equipo al minuto 62. Sintió el tanto los azulgrana que ya se enfrentaban a un imposible, porque tenían que marcar tres goles más para pasar la eliminatoria, y el partido parecía que iba muriendo poco a poco. El Barça se movía por inercias y no tenía ocasiones claras. El PSG ya hacía rato que se había vuelto a parapetar atrás, pero apareció la genialidad de Neymar, que transformó con maestría una falta para marcar el 4-1 en el minuto 88. El equipo creyó y el Camp Nou lo catapultó. Luis Suárez fue derribado por Marquinhos en el 90 y el brasileño anotó de penalti el 5-1. Con cinco minutos para jugar todo era posible y Sergi Roberto obró el milagro, de nuevo en una acción en la que Neymar fue determinante. El brasileño le puso el balón y el canterano con la puntera batió a Trapp en el último suspiro del partido. El Camp Nou no se lo creía, el PSG tampoco, el Barça hizo historia y está en cuartos de final. Los de Luis Enrique ya tienen su gran remontada para los libros de historia.
08/03/2017
Borussia Dortmund clasificó a cuartos tras golear por 4-0 al Benfica

Borussia Dortmund se metió este miércoles en cuartos de final de la Liga de Campeones al golear por 4-0 al Benfica con tres goles de Pierre Emerick Aubameyang y uno de Christian Pulisic. Aubamayang, que había tenido una noche negra en la derrota en la ida en Lisboa por 1-0 se desquitó con creces y fue clave en una clasificación que resultó más difícil que lo que lo indica el marcador. El partido tuvo varias fases. La primera, de control del Dortmund. La segunda, con una reacción clara del Benfica y una etapa final que se convirtió en un monólogo del equipo alemán. El Dortmund se fue en ventaja en su primera llegada a puerta en el minuto 4. Ousmane Dembelé lanzó un saque de esquina desde la derecha, Christian Pulisic prolongó la pelota desde el primer poste y en el segundo apareció Pierre Emerick Aubameyang que derrotó a Ederson con un cabezazo a quemarropa. El gol tempranero del Dortmund emparejaba la eliminatoria y el Benfica, que había salido al campo con un planteamiento extremadamente defensivo, se vio obligado a replantear un partido y tardó unos minutos en hacerlo. Los primeros quince minutos fueron del Dortmund, aunque sin crear ocasiones claras. El balón se movía en la mitad del Benfica que tenía problemas para salir ante la presión adelantada del Dortmund. Sin embargo, pasados los veinte minutos el Benfica se sacudió del dominio del Dortmund, empezó a ser más ofensivo y dio dos campanazos de alerta, Primero, en el minuto 24, con un remate de Servi dentro del área y luego, en el 32, con un cabezazo de Luisão. El problema central del Dortmund era que estaba perdiendo los segundos balones en el centro del campo y eso había empezado a darle alas al Benfica. El Benfica estuvo cerca del empate en el minuto 47 con un remate de Cervi en el 47 en el que se atravesó providencialmente el polaco Lucasz Piszczek. A partir de ese momento, el Dortmund tuvo una clara reacción y, en un lapso de dos minutos, dejó la eliminatoria prácticamente vista para sentencia. En el 59 Piszcek, desde la media punta, le metió un balón al área a Pulisic y el estadounidense definió desde corta distancia, por encima del cuerpo de Enderson que salía a cortar el ángulo. Luego, en el 61, Aubameyang marcó con un remate dentro del área pequeña a centro de Marcel Schmelzer. El tercer gol era el gol de tranquilidad para el Dortmund que ganó en seguridad mientras el Benfica ya no tuvo capacidad de reacción. La guinda la puso Aubameyang en el 85 al marcar el cuarto desde corta distancia a centro de Erick Durm.

Mas Noticias


Nombre Oficial: Unión Europea de Fútbol
Dirección: Route de Genève 46 - NYON 1260 - Suiza
Teléfono: 41-848/00 27 27 - Fax: 41-848/01 27 27
Web: http://www.uefa.com







Director Periodístico
Mario Lico
Contacto
correo@universofutbol.com.ar
Universofutbol
Productora de Servicios Periodísticos
Licencias autorizadas: www.universofutbol.com y www.universofutbol.com.ar - Todos los derechos reservados | © 2000/17